Este tipo de dentaduras permiten un resultado natural, tanto en caso de sustituir algunos dientes, como la dentadura al completo

La prótesis dental se utiliza para sustituir dientes perdidos mediante dientes artificiales, restaurando la estética y la función masticatoria del diente.

Este tipo de prótesis evita que la boca se deforme por desplazamientos dentales inadecuados, generadores de nuevos y mayores problemas. Con el uso de prótesis restauraremos la estética dental, la sonrisa e incluso la forma de la cara, sin dejar de lado la importante función de recuperar la función masticatoria para el mantenimiento de la salud en general.

En caso de contraer caries en la prótesis dental, el problema se debe atajar cuanto antes, acudiendo a la clínica dental para reponer lo antes posible el diente dañado.

Diferentes tipos de prótesis

Existen dos tipos de prótesis dentales dependiendo de su son fijas o móviles.

Prótesis dentales fijas: Estas no pueden retirarse en la boca una vez instaladas por el dentista. Estas prótesis son conocidas como fundas, coronas o puentes y van cementadas sobre uno o más dientes previamente tallados.

Prótesis dentales móviles: En este caso, los pacientes deben retirar varias veces al día la prótesis para su limpieza. Estas pueden ir sujetas al diente en caso de ser esqueléticas, o a las encías, conocidas como prótesis completas, en caso de no tener dientes.